Tiempos de guerra

Susana, desesperada: “Dime que me quieres”


Fidel ha regresado al hospital, y Susana le recibe desesperada, sospechando que algo ha podido pasar con Julia. Susana abraza a Fidel y, hundida, le ruega que le mire a los ojos y le confiese que todavía sigue enamorado de ella y no de la enfermera: “Dime que no ha pasado nada”.