Tiempos de guerra

Pilar le confiesa a Luis que nunca ha dejado de quererle


Luis sigue desconcertado por las palabras de Pilar, que le hicieron entender que se había quedado en Melilla por él. La enfermera ya no puede ocultar más sus sentimientos hacia el médico y calla su desconcierto gritándole: “Sigo enamorada de ti”.