Tiempos de guerra

Magdalena y Larbi dan rienda suelta a sus deseos


Larbi se presenta en el hospital de noche con la morfina. Magdalena agradece el gesto y las disculpas del ambulanciero por todo lo sucedido. Las distancia, inevitablemente, se acorta entre ambos hasta que se besan por primera vez.


Etiquetas: