Tiempos de guerra

Magdalena, delirando, confiesa a Larbi lo que siente por él


La joven dama enfermera continúa en estado grave y delirando a causa de la fiebre. Quien no se ha separado de ella ni un segundo es Larbi, que queda sorprendido cuando ella despierta y le confiesa sus sentimientos. Entre ataques de risa, Magdalena confiesa: “Te quiero con toda mi alma”