Tiempos de guerra

Fidel y Julia no pueden reprimir sus sentimientos


Tras su noche de pasión en el campamento rifeño, Fidel y Julia ya no pueden disimular sus sentimientos ni aunque lo intenten. Julia consuela a Fidel al sentirse culpable, y mientras se están besando en la lavandería, Carmen Angoloti entra en la habitación y presencia el momento.