Tiempos de guerra

Andrés, dispuesto a acabar con Fidel a punta de pistola


Andrés y Fidel se encargan de defender el hospital de los ataques. Pereda se queda en shock al descubrir que acaba de disparar al rifeño que le salvó la vida, y fuera de sí, grita que esta guerra le va a volver loco. Tan loco como Fidel, a quién no duda en encañonar para acabar con la persona que está destrozando su vida.